Saltar al Contenido | Saltar al Menú de Navegación

[Eliza's Raints] Feminismo, tropos, violencia y ficción

Publicado por Eliza Rain el 8 de mayo de 2013
Ver Respuestas
Hola de nuevo, audiencia de Exolimpo.

Sé que quizá no me extrañaron y no les debo explicaciones sobre mi ausencia. Sólo les diré que tuve serios problemas personales aquí y allá y hasta ahí.

Pero vamos a cosas más interesantes y serias. En esta ocasión me gustaría que analizáramos un tema muy interesante y a la vez polémico: violencia, tropos y machismo en la ficción y por "ficción" me refiero a libros, historietas, manga, anime, películas, videojuegos y larguísimo etcétera. Sin embargo, antes de que continuemos, le sugiero, mi estimado lector, que se sacuda todos sus prejuicios, por favorcito con miel y espolvoreados con azúcar, ¿Si?

A partir de ahora leerá con criterio y, espero, buen juicio lo que a continuación presentaré como mi postura ideológica.




¿Qué es "feminismo"?


Empecemos por ahí, porque luego la confusión es mucha.

Seguramente, cuando leyeron el título de esta entrada. pensaron que iba a hablarles de la importancia del género femenino, que satanizaría a todos los hombres y me quejaría amargamente del papel que tienen las mujeres como damiselas en desgracia o dulces para el libido masculino, pero no, eso lo hacen otras personas de las cuales les hablaré en breve.

Además, todo ese argumento caería en el hembrismo, término acuñado no hace mucho por gente que se dio cuenta que algunas mujeres, lejos de seguir el ideal feminista de equidad de género y la igualdad de derechos, buscaban la supremacía del género femenino por encima del masculino muy similar a lo que es mismo machismo y dando lugar a una catastrófica confusión que hay entre el verdadero feminismo y estas ultra feministas o feminazis, como algunos las han llamado.

No es mi caso, espero no caer en esas atrocidades. Yo espero darles una perspectiva del verdadero feminismo y humanismo que corresponde.

Aquí una cita textual para que comprendan mejor el concepto:

El feminismo es la doctrina social favorable a la mujer. Se trata de un movimiento que exige que hombres y mujeres tengan los mismos derechos: por lo tanto, concede al género femenino capacidades antes reservadas sólo a los hombres.

Fuente: http://definicion.de/feminismo/#ixzz2SVN1rClB

Una vez aclarado eso, prosigamos.

La dama en desgracia


Hace uno días, un buen amigo, seguidor y lector, (gracias, Draco_Kill) me pasaba este video de un berrinche de otra chica de nombre Anita Sarkeesian, que básicamente sólo se dedica a criticar, desde una perspectiva feminista (se supone), el papel de la mujer en la cultura popular, es decir en juegos, películas y todo lo que antes mencioné.

Empezar por este video va para largo, ya sea que se decidan a verlo completo (dura como treinta minutos) o que yo tenga que resumirlo, así que espero estén sentados cómodamente.


Ella, lamentablemente, tiene desactivados los comentarios en su canal, pero eso no ha impedido que varias personas la critiquen por este y el resto de sus videos.

Déjenme ser una de esas personas.

En el video, Anita nos explica un poco el contexto cultural del cliché de "la dama en desgracia", argumento central de obras literarias, películas, juegos y demás. Ella, particularmente, nos habla de los personajes de videojuegos, como podemos ver en esta serie "Tropes VS women" (Tropos contra las mujeres).

Si bien tiene varios puntos válidos, por ejemplo, el que un personaje femenino, Krystal, originalmente diseñada para ser la protagonista de su propio juego, Dinosaur Planet, fuera relegada al papel de damisela en peligro cuando se decidió rediseñar el juego y convertirlo en Star Fox Adventures.

Okey, coincido con ella, es algo feo, no obstante, ella no ve la parte económica del asunto, porque sí, los videojuegos son un negocio y no tenemos que perderle la vista a ese detalle. ¿Por qué? Porque como negocio, tienen que cumplir ciertas expectativas y, por supuesto, mínimamente recuperar lo invertido en el desarrollo del juego. De ahí que la decisión de convertir a Krystal en una damisela en desgracia cobra relevancia, pues probablemente, los desarrolladores y la compañía no quisieran arriesgarse en insertar un nuevo personaje, en un juego nuevo sin saber qué tanto pegarían en la industria. Es decir, ante la incerteza de si los videojugadores (probablemente usted, mi estimado lector) comprarían el juego, decidieron irse por la segura y utilizar un personaje muy querido y, a la vez, muy abandonado por aquel entonces, por consiguiente se incrementarían las ventas al tratarse de algo que muchos esperaban: una continuación de la franquicia Star Fox.

Es más, puede que el juego de Dinosaur Planet no haya terminado de desarrollarse a tiempo por alguna causa y, cuando llegó la nueva generación de consolas los fanáticos de Star Fox presionaron tanto porque se lanzara una secuela de la franquicia y, al ya tener una buena parte de Dinosaur Planet desarrollado, decidieron retocarlo, poner a Fox McCloud como héroe y dejar a Krystal como damisela en peligro, logrando ahorrarse los costos para el desarrollo de un nuevo juego, finalizando aquello que se había quedado pendiente y, además, logrando satisfacer la demanda y vendiendo suficientes copias para recuperar la inversión. Eso es lo que se llama "optimización de recursos". Sip, pura economía.

Star Fox Adventures, para disgusto de Anita.
Cualquiera que fuera el caso, eso seguramente no sólo enoja a las feminazis feministas extremas, sino que debió molestar mucho a los desarrolladores y a quienes concibieron el juego originalmente, pues su idea fue prácticamente aplastada con tal de satisfacer las necesidades del mercado y de la empresa.

Así es el negocio, tienes que apegarte a lo que te piden o eres despedido. Y no es caso único de los videojuegos, las editoriales, por ejemplo, si no les gusta lo que escribes te lo corregirán muchas veces, sino es que te lo rechazan. Igual ocurre con los guiones para cine y televisión, los cómics, la música... Son negocios, tienen que vender y generar dinero o, de lo contrario, no tiene sentido, hablando en términos económicos.

¿Y la libertad artística? De nuevo, no se trata de una cosa artística, sino de negocios. Así funciona el mundo capitalista, aunque a las feministas, a los artistas y a los adeptos a Marx y el socialismo no les guste.

Como ven, no fue un asunto de machismo, sino que fue la solución más rápida y sencilla que encontraron frente a un problema de mercado. Claro, si hubiesen sido más listos, habrían permitido que Krystal fuera compañera útil de Fox y, tal vez (sólo tal vez), Anita no habría tenido de qué quejarse.

Volviendo a la crítica de Anita, ella habla de Peach y Zelda, personajes femeninos muy queridos cuyo leitmotiv es el ser secuestradas todo el tiempo para que el héroe, Mario o Link, las salve.

Anita nos dice que, aún siendo personajes capaces, fuertes y con enorme potencial, siempre terminan en estas circunstancias, convirtiéndose en objetos o premios que sirven de recompensa al héroe en cuestión.

Empecemos por Peach. Su caso no se trata de un asunto de machismo, o bueno, no del todo, sino que en 1981, cuando Pauline y Jumpman fueron introducidos en el juego de Donkey Kong, obviamente inspirado en King Kong, se necesitaba de un argumento simple para un juego igualmente simple.

Anita dice que, en el momento de ser secuestrada, Peach, Zelda y otras chicas que corren la suerte de caer en el cliché de convertirse en damiselas en apuros, éstas se ven objetivizadas, se convierten en un premio o recompensa para el héroe que va en su rescate. En pocas palabras, nos dice que Pauline o Peach podrían haber sido reemplazadas por un pastel y sería lo mismo, pero, ¿Qué no un pastel puede ser comprado u horneado? Es ahí donde yo creo que falla la perspectiva de Anita.

The cake is a lie!!
Sinceramente, si un gorila gigante y peligroso les roba su comida, se sube a una construcción y les lanza martillos y barriles, ¿Irían tras él? La respuesta que uno espera es que no, aunque sé que no faltará el loco que diga que sí, sé que el sentido común está de su lado (o eso quiero creer).

No obstante, no creo que lo duden dos veces si a quien tienen que rescatar del gorila es a una persona, mucho menos si se trata de un ser querido. Así es como, realmente, ni Peach, ni Pauline, ni Zelda, ni ninguna otra están siendo cosificadas, pues sin importar si se trata de un pastel o una valiosa joya, uno no se lo piensa dos veces para salvar a un ser querido, que en estos casos da la casualidad de que son mujeres. Es sólo casualidad que sean mujeres, pues podemos nombrar títulos donde el héroe debe acudir a la ayuda de sus amigos o de la heroína del juego, para solucionar los problemas o ser rescatado, por ejemplo Luigi's Mansion o Super Princess Peach, donde Mario es "la dama en apuros" que debe ser liberado por Luigi y Peach, respectivamente.

¡Esta vez, Peach salva el día!
Y podría pasarme todo el día nombrando juegos donde la protagonista es una mujer o donde el héroe debe ser rescatado, pero estoy bien segura que ustedes los conocen y pueden debatir el argumento de Anita fácilmente, sobre todo cuando Nintendo tiene bajo la manga a Samus Aran, la heroína de Metroid, que no sale en bikini, ni es sexualizada y además es una fuerte, inteligente, amenazadora, bien entrenada y, por encima de todo, independiente cazadora.Y como ella hay muchas, ustedes las conocen mejor que yo.

No conozco feminista alguna que pueda dar un argumento contra ella.
Volviendo a las princesas, hay otro aspecto que se pasó por alto, a pesar de ser tan evidente. Y es que la importancia de Peach y Zelda dentro de sus respectivos juegos va más allá de que se traten sólo de los "intereses amorosos" de los protagonistas y ese es el hecho de que son... ¡Princesas! Si alguien lo pasó por alto, merece un zape (Anita, that's you!).

Ser princesa, a diferencia de lo que todas las quinceañeras con conexión a internet creen, no se trata de usar coronas o tiaras, pomposos y cursis vestidos y comportarse como nenitas caprichosas esperando a su príncipe de Disney. No. Para ser princesa el requisito esencial es ser parte de la realeza, usualmente hija del rey y la reina.

Ese mero hecho convierte a Peach, Zelda en personajes políticos, futuras regentes de sus reinos. De esa forma, nos encontramos con que Ganondorf y Bowser no sólo están secuestrando a cualquier Fulanita que se encuentran por molestar a sus novios, sino que tienen un objetivo en mente: usurpar el poder. Por ejemplo, luego de que Sheik, el alter ego malote de Zelda, se descubre ante Link, se quita el disfraz de ninja y se desempodera a sí misma (como describe Anita en su video), volviendo a su identidad como princesa, es más que obvio que se vuelve vulnerable a ser secuestrada. No por ser mujer, sino por su papel político. Y todos sabemos qué ocurre cuando Ganondorf usurpa el poder, ¿O no? Les doy una pista:


Sólo digo que Link tiene muy buenos motivos para devolver a la bonita princesa a su trono...

 Pudo haber sido un príncipe o el mismo rey al que había que rescatar, de acuerdo, sin embargo regresando a los aspectos económicos, ¿Qué creen que vaya a vender más? ¿Link salvando a Zelda o Link salvando a un viejo rey?

En otro hilo de ideas, Anita también omitió detalles muy importantes de The Legend of Zelda, o, mejor dicho, a muchos personajes activos, fuertes y de gran importancia para la historia que, casualmente, son mujeres. Podemos comenzar la lista con las tres diosas que crearon el reino de Hyrule y les otorgaron a los protagonistas los fragmentos de la trifuerza (Din, Farore y Nayru); las hadas que guían a Link en sus diferentes aventuras y hasta le entregan nuevos poderes y fortalezas; la raza entera de Gerudo, una suerte de mujeres amazonas y pueblo del cual proviene Ganondorf, único bebé varón nacido entre ellas; Twinrova, las brujas gemelas que crían a Ganondorf; Impa, la cuidadora y entrenadora de Zelda, además de la última de su raza y, por supuesto, ¿Quién puede olvidar a Midna?


Un fallo de cálculo por parte de Anita, al no contemplarla en su análisis, ¿No creen?

Otros tropos


"'Tropos' se refiere a un patrón común en una historia o a atributos reconocibles en un personaje que transmite información a la audiencia. Cuando se usan demasiado se convierten en 'clichés', algunos de los cuales pueden resultar ofensivos". - Tropes VS Women


Si miran el resto de los videos de Anita se van a dar cuenta de los muchos agujeros que tiene su análisis, además de los que ya les he mencionado. Para no alargar más el asunto, les dejaré algunos ejemplos con una imagen explicativa. Ya saben, "una imagen vale más que mil palabras":



  • Chica sola rodeada de numerosos hombres ("El principio de Pitufina").

  • Lo que yo llamo "el principio de Urashima".



  • Chicas descuartizadas y asesinadas para otorgarle una razón de venganza al héroe. ("Mujer en el refrigerador").

  • Él pudo haber hecho un chiste al respecto... De no haber estado muerto desde que empezó la película.



  • Mujeres extremadamente bellas y perfectas, de grandes curvas que usan su sexualidad como arma. ("La malvada demonio seductora"). 
    Porque obviamente todos los hombres están bien ejercitados y son unas máquinas sexuales, o...
    ...Son tan seductores y tan caballerosos que no quieren nada de sexo contigo.
  • Chicas "satélite" que son extrovertidas, algo hípster, y que van tras un protagonista amargado o deprimido con la sola intención de alegrarle la vida. ("Manic Pixie Dream Girl")
    "¿Esa chica sin personalidad, ni encanto de la prepa? ¡Es perfecta! Vamos a acosarla, incluso mientras duerme. Es muy romántico".
    Son los que se me ocurren, por ahora, pero les sugiero que revisen los videos y, como dije, mientras que los puntos de Anita son muy válidos y coincido con varios de ellos, también es cierto que hay que hacer revisión de las contrapartes de esos mismos tropos.

    Conclusiones


    Aunque no he terminado con este tópico (me gustaría dejar algunas cosas para una entrada posterior), quisiera dejar algunas conclusiones sobre esta primera parte.

    Coincido en que muchos de estos tropos y clichés son, en muchos casos ofensivos, sin embargo, culpar a los medios y satanizarlos por la repetición y explotación de estos mismos no es la solución. Como dije antes, muchas veces resultan de argumentos simples que sirven de pretexto para vender un juego o película y, quienes debemos hacernos responsables ante la carencia de innovación en estas historias somos también los mismos consumidores. ¿O a caso ustedes, como productores, dejarían de vender un producto exitoso? Si hay demanda, habrá oferta. No hay más.

    Si uno como consumidor, a partir de la compra o no compra de un producto le manda señales al productor de que hay algo equivocado con su mercancía, se verá obligado a cambiarla o mejorarla de acuerdo al cambio en los gustos y preferencias de sus clientes. Es así de sencillo.

    Por otro lado, por cada cliché negativo hacia las mujeres, podemos detectar también clichés negativos para los hombres y encontrarnos con numerosas situaciones que pueden ser ofensivas, no sólo en cuanto a género, sino ante muchas condiciones, ya sea por raza, por edad, por condición social, entre otras muchas circunstancias.

    Ante ellos tenemos que mirar las cosas con criterio. Entender por qué no son positivos y racionalizar, "¿Me gustaría enfrentarme a una situación similar en el mundo real?" ¿Por qué sí o por qué no? Y también comprender que se tratan de trabajos de ficción, para disfrute de la gente; alguien que no puede distinguir la ficción de la realidad, es una persona que tiene serios problemas y debería atenderse.


    Recordemos también que la ficción es un reflejo de nuestra vida cotidiana y no lo contrario. Si queremos encontrar una solución a las cuestiones de género, debemos arreglar nuestra realidad, no la ficción.

    Anita siempre termina sus videos con una reflexión diciendo algo como "Así que, Hollywood, por favor, ya no continúes con esta representación equívoca que resulta ofensiva..." Pero la reflexión debería ser, "Por favor, espectador con criterio, ayudemos a combatir estas mentalidades", aunque eso también implique darle  un poco o mucho crédito al espectador.

    Es también nuestra responsabilidad, como consumidores, como espectadores y como sociedad hacer frente a los problemas milenarios que nos persiguen. Aunque, claro, siempre es más fácil culpar a la televisión.

    Además de todo eso, debemos también ver el cuadro completo y no sólo aquello que nos conviene para hacer una crítica objetiva. Así que, lo que yo les recomiendo es, por supuesto que lean, que busquen información y sean mejores personas por su propia cuenta. Sólo así es que uno se dota de criterio suficiente para corregir los comportamientos dañinos en nuestra vida diaria.
  • Respuestas a "[Eliza's Raints] Feminismo, tropos, violencia y ficción"