Saltar al Contenido | Saltar al Menú de Navegación

¿Por qué el anime es mejor que la animación occidental?

Publicado por Abraham Chacón el 3 de marzo de 2011
Ver Respuestas

A lo largo de los años, el anime, se ha abierto paso en diferentes países, sin importar su cultura o costumbres. Sin duda alguna desde que nació, se ha vuelto un fenómeno social de tal magnitud que hay un mercado grandísimo alrededor del mismo.

La pregunta es, ¿cómo es que el anime ha dejado huella en la humanidad mientras otro tipo de animaciones, aún teniendo más tiempo sobre la tierra, no han causado tal efecto?. Aquí dejamos nuestras 7 razones hablando al respecto.

7.- Calidad de animación



Dejando a un lado la calidad de la historia, existen pocas series occidentales con un nivel de detalle tan perfecto como Byōsoku Go Senchimētor (5 Centimeters Per Second). Muchas series norteamericanas parecieran estar hechas en Flash, muy simples, pero ciertamente con altos niveles de rating. 

Quizás no podamos decir lo mismo por parte del anime (sobretodo algunas en específico), solamente que la calidad de animación sobrepasa por mucho a casi todas sus primas-hermanas del otro lado del océano.


6.- Relaciones casi realistas



Admitámoslo, en series occidentales es raro encontrar situaciones en las que el personaje principal, ya sea hombre o mujer, sufra de maripositis estomacal frente a su persona especial, pasen situaciones semi-cómicas, le exprese sus sentimientos y sean felices (o tristes, dependiendo).

El romanticismo es un tema raro en la animación norteamericana debido a que por lo mismo de la edad de su público, sería complicado entenderlas. Ahora nombren al menos cinco anime's románticos...


5.- Aún cuando es para niños, no es para niños



Series como Dragon Ball, Sailor Moon, Ranma 1/2, Caballeros del Zodiaco (Saint Seiya) son varios de los ejemplos perfectos para decir que aún cuando son para niños, no son para niños. Es común que cuando una televisora de por acá, sea de Norteamérica o Europa (en algunos casos), trae anime para estos rumbos, edite ciertas escenas comprometedoras antes de que se transmitan.

Si se dan cuenta, los anime que mencioné son algunos clásicos que aquí perduraron, porque si hablamos de los clásicos en Japón dejaríamos traumados a más de un niño.


4.- Animación para adultos



Casi todo anime tiene su lado oscuro que pueden ser vendidos como pan caliente. Y de hecho no se necesita de uno ya hecho para hacer contenido para adultos. No es para nada raro ver material con personajes de varios anime's (género indistinto) manteniendo relaciones sexuales ya sea de forma normal o bizarra. En cambio es casi imposible conseguir animaciones occidentales en su versión para adultos.

Podemos decir que muchas novelas visuales de las cuales no podemos enseñárselas al sobrinito pequeño o a la primita menor, son la fuente de muchos hentai, que por cierto, traducido al español significa pervertido, así que ahí les encargo. Cada fetiche, cada fantasía, las tiene el anime; las animaciones occidentales simplemente... sigue buscando.


3.- Profundidad de la historia



Sería una necedad decir que la mayoría de los anime no tienen una buena historia. Aún cuando existen varias series con trama superficial, no podemos negar que el resto tiene una historia al menos buena. 

Temas como relatos de la vida, las relaciones humanas, la presión social, la razón de existencia y la guerra no van a ser encontrados en las series occidentales más que nada porque el público a la cual están dirigidas son niños.


2.- Profundidad del personaje



¿Quién no se ha sentido identificado con alguno de ellos de alguna serie anime?, casi siempre bastan tres capítulos para darse cuenta de cómo es su personalidad, definir claramente sus problemas personales y sociales e incluso rápidamente puede identificarse su género (no hablamos de sexo, que eso queda muy claro... a veces).

Por otra parte, dudo mucho que pueda sentirse afinidad con los personajes occidentales. Es muy común que haya fans de estas estrellas norteamericanas pero muy pocos producen lazos emocionales. Por ahora no se me viene a la mente alguna animación occidental que desenvuelvan tan bien a los personajes, y si las hay, posiblemente no son muchas. Por otro lado, en el anime, abundan.


1.- Porque tenemos a K-ON!



Emmm...


1.- Historias completas



Lo se, fue un verdadero trolazo. Toda historia, sea la que sea, tiene un principio, un desarrollo, clímax y un final. Hasta el día de hoy, no me podrán negar que muchas series anime cumplen con estos requisitos. Aún si empiezan de los más bizarro y terminan con un final troleante, cumplen con los cuatro puntos.

En cambio, series occidentales que todavía no terminan y que han durado muchos años (incluso décadas), no se les ve para cuándo terminen. Si bien es cierto que muchas de ellas son clásicos, no existe innovación, además de que los personajes contemporáneos no han causado tanto impacto. Claro, hay sus excepciones (Avatar: The Last Airbender).


Estos han sido nuestros 7 puntos; seguramente ustedes, estimados lectores, tenga otras razones de peso por las cuales consideren mejor el anime que las animaciones occidentales.

Respuestas a "¿Por qué el anime es mejor que la animación occidental?"