Saltar al Contenido | Saltar al Menú de Navegación

[Linux] Asociar Wine a tipos de archivos

Publicado por Abraham Chacón el 30 de enero de 2010
Ver Respuestas

linux_not_windows

No hay duda que ejecutar en Linux programas que fueron hechos para correr en Windows es uno de los puntos más importantes que exigen los usuarios más novatos. Sin embargo, al no ser el sistema operativo nativo, los archivos no son enlazados a las aplicaciones “no nativas” (erróneamente llamadas “emuladas”). ¿Cómo solucionar esto?.

Aún cuando gente con más experiencia exhorta a usar alternativas nativas, los nuevos insisten en seguir usando las aplicaciones que usaban en Windows, ya sea Photoshop, WinRAR, Microsoft Office, etcétera. Sé con certeza que a los linuxeros más empedernidos (a.k.a. linuxeros talibanes) se les retuercen las vísceras al leer esto.

Vayamos al grano. Supongamos que estás con tu flamante instalación de computer_geek1 <inserte_nombre_de_distro_linux_aquí> pero necesitas abrir un archivo que previamente habías hecho en Microsoft Office 2007 (ya sea un .docx, .pptx o .blablax). No hay problema, haces doble click sobre él, se abre OpenOffice y te lo muestra sin ningún problema; pero espera… ¿y los títulos llamativos que habías hecho?, ¿a dónde se fueron los textos hechos en WordArt?, ¿y los efectos de las imágenes?.

Por default, Linux (y en la mayoría de los sistemas operativos) enlaza las aplicaciones nativas a sus respectivos tipos de archivos; pero ojo, sólo las que soporta. Es decir, OpenOffice no tiene ningún problema en abrir un documento hecho en MS Word 2007, pero si éste incluye características exclusivas de la suite ofimática de Microsoft, OpenOffice no podrá mostrarlo correctamente.

Lo mismo ocurre con otros tipos de archivo, al no estar en su “hábitat natural”, quedan huérfanos y lloran desconsoladamente pidiendo ser adoptados. Otro ejemplo: Photoshop es una poderosa herramienta de trabajo para los diseñadores, sabemos que puede funcionar en Linux gracias a Wine, pero es bastante molesto tener que ejecutarlo para simplemente ver un archivo *.ps pudiendo hacer un simple doble click sobre él (y por si se dieron cuenta, no hay una aplicación nativa en Linux que soporte este tipo de archivo, al menos sin ayuda de algún plugin).

Manos a la obra - Creando el script

Para sacarnos de líos y ahorrarnos un par de pasos y clicks, podemos decirle a Wine que abra directamente el archivo con su aplicación respectiva hecha en Windows con un simple script.

Para esto, tenemos que abrir cualquier editor de texto y escribir lo siguiente:

#!/bin/bash
document=`winepath -l "$1"`
exec wine start.exe "$document"

Guárdalo con un nombre que te facilite identificar su función, como por ejemplo, startwine.

Ahora el siguiente paso es darle permisos de ejecución. Para esto, puedes hacerlo de la forma gráfica o por consola.

Modo gráfico (sencillo)

Simplemente hacer click derecho sobre él, ir a la pestaña “Permisos” y palomear “Permitir ejecutar el archivo como un programa”

screenshot_008

Modo consola (más sencillo)

wyse_wy50--gentoo_linux_serial_terminal-3No usar interfaces de usuario no significa que sea un proceso difícil; al contrario, aprendiendo unos cuantos comandos, y sobretodo, perderle el miedo a la terminal, cualquier paso que requiera una terminal es pan comido.

Aquí solamente basta con abrir una (terminal) en el mismo directorio. Si usas nautilus, puedes hacer click derecho en cualquier zona del directorio y dar click en “Abrir en un terminal”. En seguida, otorgarle los permisos de ejecución con el siguiente comando.

chmod +x startwine

Y es así como creamos nuestro script de shell. Ahora, en Linux todo tiene su lugar correspondiente, y generalmente los ejecutables tienen asignado un directorio especial para mantener un orden. Este directorio es /usr/bin donde se almacenan todos los binarios del sistema.

Para copiarlo se necesitan permisos administrativos (o como en jerga linuxera, ser “root” o “superusuario”), así que aquí tendremos que recurrir una vez más a nuestra amiga la terminal.

Abrimos una en el directorio donde se encuentra nuestro script y ejecutamos el siguiente comando

sudo cp startwine /usr/bin

Pedirá tu contraseña, por lo que tendrás que introducirla.

Una vez copiado nuestro pequeño script, tenemos que abrir Nautilus para enlazar el tipo de archivo que queramos (ej. *.pptx). Damos click derecho sobre él y nos vamos a Propiedades.

Cambiamos a la pestaña “Abrir con” y hacemos click en “Añadir”.

Desplegamos la parte que dice “Usar comando personalizado”, escribimos startwine y luego click en “Añadir”.

NOTA: Podemos localizar el script con el botón examinar, pero si sólo escribimos el nombre del binario, Linux automáticamente lo busca en /usr/bin, de ahí la razón por la que lo copiamos en ese directorio ;)

Luego, elegimos de la lista el programa que queramos ejecutar por default al hacer doble click sobre el archivo, así que escogemos startwine.

Cerramos, y listo, tenemos el tipo de archivo enlazado correctamente a la aplicación Windows.

Si quieres enlazar otro tipo, simplemente repite los pasos de abrir la ventana de propiedades del mismo.

Visto en Tuxbelito

Respuestas a "[Linux] Asociar Wine a tipos de archivos"